domingo, 17 de febrero de 2019

Obispado de San Rafael busca anular normativa que limita actos religiosos en escuelas públicas


La norma de la Dirección General de Escuelas (DGE), de la provincia de Mendoza,  que limita los actos religiosos a días inhábiles para asegurar la educación laica y cuyo principio rige en la Constitución, sigue generando repercusiones. Ahora trascendió  que el Obispado de San Rafael recurrió a la Suprema Corte de la provincia para anular esa medida.

Francisco Fernández, del área jurídica de la DGE, argumentó a favor de la resolución que limita actos religiosos en escuelas públicas durante días y horas escolares, medida que fue recurrida a la Corte por el Obispado de San Rafael. El funcionario añadió que el Arzobispado de Mendoza ha aceptado la resolución.

“La resolución se encuentra firme y carente de vicios, no obstante eso el Obispado interpuso una acción. La DGE está ejerciendo una atribución legal y constitucional que es el mantenimiento de una educación obligatoria y laica, lo único que se prohíbe es cualquier acto o actividad que implique una celebración religiosa de cualquier religión, eso exclusivamente en días y horas hábiles escolares. La DGE lo único que ha hecho es establecer que durante la prestación del servicio educativo siempre va ser laico, está establecido en la Constitución”.

Fernández precisó que “en los días y horas inhábiles escolares se puede prestar el establecimiento para un acto religioso que implique un permiso de la DGE. Se pueden hacer actos religiosos y sociales pero fuera del día y horario escolar”.

Uno de los reclamos del clero sanrafaelino es que la resolución impide una costumbre que tienen sobre todo en escuelas albergue, que es dar catequesis o misas. Fernández afirmó que “la resolución establece que la albergada se considera día y hora hábil y no se va poder realizar ningún tipo de manifestación religiosa, ahora fuera de la albergada el establecimiento cumple esa función que la DGE permite fuera del horario escolar, tendrá que adaptarse la comunidad para cohesionar esa cuestión. Que una persona esté alejada de la escuela no implica que no pueda ejercer libremente su libertad religiosa”.

Ahora será la Corte quien el pedido que busca anular la normativa de la Dirección General de Escuelas que prohíbe la realización de actos religiosos en las escuelas públicas de Mendoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario