jueves, 16 de agosto de 2018

VATICANO: “vergüenza y dolor” por abusos en Pensilvania


La Corte Suprema del estado de Pensilvania publicó un informe de un gran jurado que documenta 300 supuestos casos de "sacerdotes depredadores" sexuales en seis diócesis, tras investigar denuncias de abusos de menores. En el informe, el jurado criticó que todos los casos fueron dejados de lado por la jerarquía católica, "que prefirió proteger a los abusadores y a la institución, sobre todo".

A través de un comunicado, la sede católica condenó los delitos presentados en el reporte que habla de más de mil víctimas, aunque destaca que casi todos los casos son de antes de 2002.

El Vaticano reaccionó, casi 36 horas más tarde, al informe presentado en Pensilvania que detalla al menos mil casos de abusos sexuales contra niños y adolescentes, hombres y mujeres, cometidos por más de 300 sacerdotes. Greg Burke, portavoz del Vaticano, afirmó este jueves (16.08.2018) que la sede de la Iglesia católica siente "vergüenza y dolor” tras conocerse los detalles de la investigación.

"Los abusos descritos en el informe son criminales y moralmente reprobables. Estos hechos han traicionado la confianza y han robado a las víctimas su dignidad y su fe (...) Las víctimas deben saber que el papa está de su lado", señaló Burke. "La Iglesia debe aprender duras lecciones de su pasado y deberían asumir la responsabilidad tanto los abusadores como los que permitieron que ocurriera", añadió.

La nota oficial recalca que "la Santa Sede condena inequívocamente el abuso sexual de menores" y subraya que "aquellos que han sufrido son su prioridad y la Iglesia quiere escucharlos para erradicar este trágico horror que destruye la vida de los inocentes", prosigue. Agrega que Jorge Mario Bergoglio "comprende bien cuánto pueden sacudir la fe y el ánimo de los creyentes estos crímenes”.

EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario