lunes, 13 de agosto de 2018

Estudio revela que los nacionalismos perjudican la libertad religiosa


Una investigación del Pew Research Center revela que partidos y organizaciones nacionalistas jugaron un papel creciente en el acoso a las minorías religiosas
El nacionalismo hace daño a la fe y golpea indistintamente a las comunidades de las principales religiones del mundo. 5.100 millones de personas viven en países donde la libertad  religiosa es un sueño.

En general, las restricciones a la religión en todo el mundo siguen aumentando en 2016.
Esto marca el segundo año consecutivo de incrementos en el nivel general de las restricciones impuestas por gobiernos o por particulares (grupos e individuos) en los 198 países examinados.

¿Cuales son las restricciones? Se trata de un aumento de las restricciones que se elevó de 25% en 2015 a 28% en 2016, a través de leyes, políticas y acciones de funcionarios para limitar la fe y las prácticas religiosas.  Los países que tienen niveles altos o muy altos de hostilidad social siguen estables en 2016 con 27%.

“Al igual que las restricciones gubernamentales, las hostilidades sociales también alcanzan su punto máximo en 2012, sobre todo en la región del Medio Oriente y Norte de África, que todavía estaban sintiendo los efectos de los levantamientos de la Primavera Árabe de 2011”.

El estudio muestra que son más numerosas las áreas en las que el nivel de violencia y abusos relacionados con la religión aumentó en comparación con aquellos en los que se cayó. Egipto, Rusia, India, Indonesia y Turquía son los países donde se registran las situaciones más problemáticas. En cualquier caso, el alto nivel de restricciones religiosas se combina con una alta tasa de hostilidad social.

Asimismo en 2016, aumentaron los países donde es difícil profesar la propia religión. Musulmanes y cristianos son los grupos más vulnerables, considerando que son las dos comunidades más grandes del mundo. La restricción sigue siendo una práctica generalizada por parte de gobiernos y grupos sociales en todo el planeta.

En el mismo año, también aumentaron los países donde hubo episodios de violencia e intolerancia hacia las comunidades judías. Este dato iba en contra de la tendencia de 2015, cuando se redujo la violencia contra los Judios.

Los cristianos, siguen siendo el grupo religioso en el mundo que más sufre la mayor parte de la persecución, seguido por los musulmanes, Judios, sijs, zoroastrianos bahá’ís, y, finalmente, los budistas.

Debido a que algunos países, entre los cuales existen restricciones de la libertad religiosa y también se encuentran entre los más poblados, el Centro de Investigación Pew estima que poco más 5.100 millones de personas viven en países donde hay restricciones a la libertad religiosa y se presentan fenómenos de hostilidad social; y en ambos casos los resultados están relacionados generalmente con las minorías.


No hay comentarios:

Publicar un comentario