jueves, 23 de agosto de 2018

ARGENTINA Gobierno negocia con Iglesia católica modelo de financiación


La Iglesia católica y el Gobierno nacional, comenzaron a negociar cambios en la forma en que el Estado sostiene económicamente a ese culto. Ello en línea con el plenario de Pilar, donde los Obispos debatieron la posibilidad de renunciar a algunos aportes estatales (asignaciones a los obispos).

En principio la reducción alcanzaría solamente a los $130.000.000, que se destinan al pago de asignaciones mensuales a los obispos, a los seminarios y parroquias de fronteras.

Pero entre las alternativas que se estudian, se encuentra la posibilidad de adoptar un modelo similar a los que rigen en algunos países europeos (caso España), donde se permite deducir del pago de impuestos una alícuota del 0,7% o del 0,8% para destinarla al financiamiento del culto que profesen. En algunos países, incluso, esos aportes pueden ser derivados a ONG o entidades de ayuda social.

El avance de las negociaciones se da en momentos en que varias organizaciones reclaman avanzar en una plena separación entre la Iglesia y el Estado.

Ambas partes formaron una comisión que desde mayo último analiza distintas alternativas para acordar una propuesta consensuada. Participan de ese equipo de trabajo miembros de la Jefatura de Gabinete y de la Secretaría de Culto, obispos y sacerdotes, además de abogados, contadores y técnicos.

Los aportes a la Iglesia se basan históricamente en el artículo 2 de la Constitución nacional, que establece que "el gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano". La Corte Suprema reiteradamente ha dicho que el término "sostenimiento" debe entenderse limitado al "sostenimiento económico" del culto católico, ello en el contexto de una posición en todo otro aspecto neutral del Estado frente a las religiones.

Debe destacarse que hay otras transferencias que el Estado (no solo el nacional, sino también provincias y municipios) hace a la Iglesia católica que resultan incalculables, y no entrarían en la discusión. Por ejemplo, los fondos para refaccionar sus edificios, subsidios para fines especificos, exenciones impositivas, etc.


No hay comentarios:

Publicar un comentario