domingo, 29 de abril de 2018

ARGENTINA Obispos discuten renunciar a parte del financiamiento estatal de la Iglesia católica

En su reciente plenario en Pilar, los obispos de la Iglesia católica, debatieron la posibilidad de renunciar a algunos aportes estatales (asignaciones a los obispos) y analizaron alternativas de financiamiento, pero sólo como un inicio de un estudio que promete ser largo y arduo hasta que los prelados lleguen eventualmente a un acuerdo y eleven una propuesta al Estado.

Según consigna el diario Clarínentre las alternativas que rondaron el debate de los obispos figuran: 
- La creación de un llamado “impuesto al culto” como existe en Alemania, donde el contribuyente destina una suma a su religión.
- El direccionamiento del contribuyente de una parte de los impuestos a su religión (o a la ayuda social), como sucede en España e Italia.
- El fomento de las donaciones mediante el sistema de desgravación vigente combinado con una mayor conciencia de aporte de los fieles.
Si bien el aporte del Estado al catolicismo deriva del artículo dos de la Constitución de 1853, que dice que el “gobierno federal sostiene al culto católico”, las actuales asignaciones están reguladas por la ley de la última dictadura, que dice que la asignación del obispo debe equipararse con la de un juez de primera instancia.
Solo en 2017, cerca de $167 millones fueron destinados por el Estado nacional al sostenimiento del culto católico para ayudar al mantenimiento de 140 obispos y arzobispos, 640 sacerdotes y 1.200 seminaristas.
Ademas, hay otras transferencias que el Estado (no solo el nacional, sino también provincias y municipios) hace a la Iglesia católica, aunque con fines específicos. Por ejemplo, los fondos para refaccionar sus edificios, subsidios para entidades educativas, exenciones impositivas, etc, que resultan incalculables, y no entrarían en la discusión. 
Ampliar  

No hay comentarios:

Publicar un comentario