domingo, 13 de agosto de 2017

RUSIA Perseguidos por realizar “actividad misionera”

Más de 180 casos han sido llevados ante los tribunales de la Federación Rusa, desde que entrara en vigencia una legislación  "anti-misionera" el 20 de julio de 2016.

La legislación prohíbe actividades que van desde encuentros de oración en casas, impartir estudios bíblicos, publicar himnos en sitios religiosos e incluso orar en presencia de otros ciudadanos, siendo interpretadas como “actividad misionera”.

Los grupos más perseguidos por el accionar estatal son cristianos protestantes y testigos de Jehová.

Los castigos consisten en multas de hasta 50 mil rublos (alrededor de seis semanas de salarios medios) para individuos y hasta un millón de rublos para organizaciones. Los extranjeros también pueden enfrentar la deportación y la confiscación de cualquier material considerado proselitista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario