lunes, 7 de agosto de 2017

ARGENTINA ¿Se transformó la festividad de San Cayetano en un evento político?

San Cayetano es uno de los santos a los que más se le reza y que más estampitas vende cada año en Argentina. Cada 7 de agosto peregrinan miles de personas hasta la iglesia que lleva su nombre en el barrio porteño de Liniers para rendirle homenaje y pedirle pan y trabajo.

En general se trata de una celebración religiosa en la que los pedidos y agradecimientos tienen un carácter individual o familiar. Sin embargo, según se observa en la cobertura generalizada de los medios argentinos, este año el evento conjuga  RELIGION Y POLITICA.

Hoy, miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo tras caminar unos diez kilómetros desde Liniers. A la movilización, originalmente organizada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) cercana al papa Francisco, junto a Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa (CCC), se sumaron dirigentes sindicales y políticos que expresaron críticas directas a las políticas del Gobierno.

Los organizadores explicaron que con esta movilización buscaban "la unidad de todos los trabajadores" para darle difusión a una "agenda de los más pobres" para construir "una sociedad más igualitaria, sin esclavos, ni excluidos".

En el acto final, se leyó la carta que el papa Francisco mandó a los trabajadores y en la que expresó su preocupación por los altos índices de desocupación que hoy sufre el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario