jueves, 11 de mayo de 2017

ARGENTINA La Iglesia católica reabre heridas de la dictadura al hablar de “reconciliación”

Estrechamente vinculada al Papa Francisco, que la dirigió antes de ser pontífice, ha hurgado en esa herida y ha recibido duras críticas. La Conferencia Episcopal argentina promueve un intento de "reconciliación" al que las víctimas de la dictadura han respondido con dureza: ¿Qué reencuentro puede haber si los militares ni siquiera han pedido perdón ni han explicado dónde están los desaparecidos?, se preguntan.

El papel de la Iglesia católica argentina durante la última dictadura es un asunto especialmente sensible, que ha complicado siempre su imagen. La mayoría de los obispos apoyaron a los militares, que eran católicos y de misa frecuente. Nunca los condenaron públicamente. Había sacerdotes en los centros en los que se cometían las peores atrocidades. Aunque también hubo otros religiosos que siempre rechazaron la dictadura y ayudaron a los que luchaban contra ella.

Ahora la Iglesia católica, empujada por el Papa, trata de mejorar su imagen con la promesa de abrir sus archivos para que se conozca mejor la historia oscura de la dictadura.

José María Arancedo, presidente de la Conferencia Episcopal, citó a Bergoglio para defender esta apuesta por la reconciliación. "Nos hemos acostumbrado a una cultura del enfrentamiento, la violencia y la anomia que nos debilita como nación. Francisco nos recuerda que "la nueva evangelización anima a todo bautizado a ser instrumento de pacificación y testimonio creíble de una vida reconciliada. Es hora, continúa, de saber diseñar, en una cultura que privilegie el diálogo como forma de encuentro, la búsqueda de consensos y acuerdos, pero sin separarlos de la preocupación por una sociedad justa, memoriosa y sin exclusiones".

Nota completa: EL PAÍS 

No hay comentarios:

Publicar un comentario