martes, 14 de marzo de 2017

EUROPA Corte considera que empresa privada puede prohibir uso de símbolo religioso.


El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) afirmó que no es discriminatorio que una empresa privada prohíba a sus empleados usar cualquier signo político, filosófico o religioso visible.

En un caso que involucra el uso del pañuelo islámico en un firma de seguridad que cuenta con un estatuto interno que impide a sus empleados llevar dichos símbolos, el tribunal entendió que las empresas pueden prohibir en determinadas circunstancias a sus empleadas llevar el pañuelo islámico.
Si en la compañía en general se prohíbe que los empleados muestren símbolos ideológicos o religiosos y hay buenos motivos para ello, no va contra la legislación europea que se impida llevar el pañuelo, indicó la corte.


La máxima instancia judicial de la Unión Europea, no obstante, considera que una norma interna en ese sentido sí podría resultar discriminatoria si ocasiona "una desventaja particular a aquellas personas que profesan una religión o tienen unas convicciones determinadas", según indicó en un comunicado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario