miércoles, 29 de marzo de 2017

ARGENTINA Luego de 10 años, el país vuelve a tener Obispo Castrense.


Ayer (28.03.2017), el papa Francisco monseñor Santiago Olivera como nuevo Obispo castrense para las Fuerzas Armadas de la República Argentina, tras más de diez años de vacante en el cargo, luego de que en marzo de 2005 el ex-presidente  Néstor Kirchner, emitiera un decreto desconociendo al entonces obispo titular Antonio Baseotto.

La Iglesia Católica nunca aceptó el decreto presidencial que le retiró a Baseotto el rango de subsecretario de Estado y una remuneración económica, que le había otorgado en 2002.

El nombramiento del titular del obispado castrense surge de una terna propuesta por el episcopado argentino al Vaticano y el candidato finalmente escogido debe contar con el acuerdo del gobierno nacional. Ello, pese a que la misión del Ordinariato Castrense es “la evangelización en el ámbito de su jurisdicción, mediante la específica y cualificada atención docente, sacramental y pastoral de los fieles que le han sido confiados”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario