domingo, 31 de julio de 2016

POLONIA Jornada Mundial de la Juventud Católica (JMJ) y La Libertad Religiosa.

El 27 de julio, un día después del asesinato del sacerdote, P. Jacques Hamel, en Francia, a manos de integristas identificados con el Estado Islámico (EI), un panel de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Cracovia discutió y defendió la importancia de la libertad religiosa en todo el mundo.

La mesa redonda, presidida por Los Caballeros de Colón (la organización laica más grande del mundo), dejó profundamente impresionado al Arzobispo iraquí Bashar Warda, por la forma en que la juventud católica de todo el mundo no solo es consciente de los cristianos perseguidos –especialmente en el Medio Oriente–, sino también por sus ansias de demostrar solidaridad.

A pesar del dolor, por la muerte de Hamel, los panelistas pidieron un espíritu de perdón y reconciliación, especialmente con aquellos que llevan a cabo la violencia y la intimidación contra cristianos.

El comentarista George Weigel hizo hincapié en que "la libertad religiosa no es la libertad de culto por sí solo". Señaló que "la convicción religiosa no sólo nos lleva a adorar, sino también a educar, servir, sanar. También permite que las comunidades religiosas tengan derecho a ser ellas mismas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario