martes, 14 de junio de 2016

EEUU Trup promete vetar la entrada de musulmanes. Obama responde que la islamofobia va en contra de los principios fundacionales de la nación.

Tras la masacre de Orlando perpetrada por Omar Seddique Mateen en el club nocturno gay Pulseen.  El candidato republicano a la Casa Blanca, apeló a su futura autoridad presidencial para vetar la entrada de musulmanes a Estados Unidos.

En un discurso en New Hampshire, Trump dijo que la ley permite suspender la entrada a EE UU de cualquier grupo de personas que considere dañina para los intereses de EE UU. Además exigió a Obama que dimitiese y a Clinton, virtual candidata demócrata a la presidencia, que abandonase la campaña presidencial por no usar la palabra “islam radical” en referencia al episodio.

Trump ha hecho del "terrorismo islámico" y la inmigración temas centrales de su campaña y no ha perdido la oportunidad de criticar tanto a Barack Obama como a Hillary Clinton por su gestión de la amenaza de Estado Islámico.

En tanto la Casa Blanca se resiste a usar el térmimo "islam radical", porque considera que hace el juego a los terroristas permitirles identificarse con una religión.

En este orden, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró que la islamofobia va en contra de los principios fundacionales de la nación.  En un duro discurso rechazó la politización de la lucha antiterrorista en la campaña electoral y recordó que el país “se ha arrepentido siempre que ha actuado motivado por el miedo”. Agregando que cerrar las fronteras de Estados Unidos a los inmigrantes solo ayudaría a los terroristas y aislaría a los musulmanes de los Estados Unidos.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes y líder del Partido Republicano, Paul Ryan, se manifestó contrario a la propuesta de Donald Trump para prohibir la entrada de musulmanes al país. Ryan se distanció del candidato a la presidencia de su partido al asegurar que Estados Unidos está en guerra con el “islam radical”, pero no con la religión y coincidió con el presidente en su rechazo a convertir a todos los ciudadanos musulmanes en “sospechosos”.

Ver Cobertura Diarios





No hay comentarios:

Publicar un comentario